The Woolen Men - "Rain Shapes EP" (Loglady Records, 2015)

  • Radiohead SUCKS
  • La gente que toma fotos con ipads SUCKS
  • Cualquiera que lleve sombrero en un espacio cerrado SUCKS
  • Todas las fotos de tus pies en la playa SUCKS
  • Todas las fotos de los discos que te acabas de comprar SUCKS
  • Cuarentones con cargo shorts paseando bajo el brazo un skate que nunca han usado SUCKS
  • Cualquiera que no disfrute de un disco de Las Ruinas SUCKS
  • El Yoga SUCKS
  • La gente que compra vinilos en la fnac SUCKS
  • Que hayan cancelado Party Down SUCKS
  • El que escribe esto -obviamente- SUCK
  • Llamarle Mixtapes a tus Playlists de Spotify SUCKS
  • Los selfies SUCK
  • Burger Records SUCKS
  • Los días indicados para regalarle cosas a tu novia o a tu madre SUCKS
  • Si ayer por la noche escuchaste por primera vez a Jay Reatard y mañana decides formar una banda, muy probablemente YOU SUCK
  • Shellac SUCKS
  • Las chicas que piensan que ser "sexualmente libres" implica convertirse en un tío que no cree en la libertad sexual de la mujer SUCKS
  • La gente que sólo habla de fútbol y el fútbol SUCKS
  • Mirar tu puto móvil mientras caminas por la calle como si la calle fuera el salón de tu casa SUCKS
  • Los 400 grupos modernos cuya carrera se basa en una canción de Can de los 70 SUCKS
  • La sociedad en general SUCKS….

Acabas de llegar a casa de trabajar, abres una cerveza bien fría -el sol todavía te pega en la cara- pones este nuevo EP de los Woolen Men. "Que os jodan , allí os quedais" piensas con una sonrisa cínica bien grande en la cara y chocas mentalmente esos cinco a todos los fans del universo de los temazos de dos minutos.

Para cuando empieza a sonar “Dylan Clones” por sexta vez y ya vas por la mitad de la cuarta birra le gritas a tu vecino del primero desde el tejado: ”I’ll never sit on your electric chair”, sólo para darte cuenta de que aún no ha llegado a casa, que mañana tendrás el mismo curro, odiarás todas las mismas cosas y seguirán habiendo fans de Radiohead en el mundo.

Sabes que todas esas cosas no habrán desaparecido pero tampoco aquellas que te emocionan el corazón. Entonces te abres otra birra y le das al repeat mientras le vuelves a chocar esos cinco a todos los que como tú estamos un poquito hartos del mundo real. Por tus altavoces se escucha eso de “I’d rather be a hole in the wall than play your stupid corporate games” mientras los de Portland siguen lanzando temazos como Lillard de los Blazers cuando mira al cielo y las mete todas. Levantas el puño, aprietas los dientes y con la misma sonrisa cínica de antes te repites a ti mismo “Que os jodan, allí os quedais”.