Territoire "Alix" (Humo, 2018)

Si alguna vez os dejaran escuchar los registros sonoros de la caja negra de algún vehículo espacial en el preciso momento en el que este es devorado por un agujero negro probablemente os sentiríais en una especie de Déjà vu donde la oscuridad y el ruido serían los personajes principales. Así como estos artefactos que para la gran mayoría de nosotros son un misterio, "Alix" -el nuevo disco del francés Olivier Arson bajo el alias de Territoire- parace nacer,crecer y morir en una cámara de ecos que comprime en vez de expandir, que tensa absolutamente todas sus líneas de ataque hasta verlas sangrar.

La aproximación implacable de Arson para desarrollar las piezas de este disco es de una angularidad abrasiva tal que cualquier zona de confort en la que creas estar se derrumba automáticamente desde el arranque. El elemento de "Alix" es la fábrica de metal derritiendose en lava y la producción de Oscar Mulero -especialmente en piezas como "Exil" donde los kicks parecen ir a por ti- es una delicia digna de escuchar hasta quebrar los timpanos.

La deconstrucción brutal de Olivier te arrastra a un paisaje siniestro donde las máquinas parecen aullar todos los lamentos de los seres vivos, donde la instrumentación clásica se implementa sólo para abrillantar contrastes mal rolleros en tu cabeza. Son esos mismos contrastes los que hacen de este disco una pesadilla de la que vale la pena despertar sólo para poder contarla, sumergirse en ella es un viaje que debería estar recomendado para todos aquellos turistas de lo oculto, las artes oscuras y los viajes al más allá.

.