Nick Klein "Lowered Flaming Coffin" (Alter, 2018)

No sé si os pasará a vosotros pero para mi la fotografía que ilustra la portada del nuevo EP de Nick Klein representa fielmente lo que nos vamos a encontrar dentro. Las nuevas producciones del otrora creador del magnifico sello Primitive Languages junto al señor Miguel Enrique Alvarino son definitivamente la banda sonora de un accidente de tráfico, uno que empieza con un bonito paseo en coche y termina con un extraño intentando salvar tu vida cuando el fuego está a punto de atraparte (aunque esto último me lo haya inventado yo).

Son épocas malas y Klein lo sabe, lo que pasa es que mientras algunos buscan la respuesta en mierdas como el Yoga o fingiendo una vida super guay vía Instagram el de Miami con residencia actual en New York hace frente a la claustrofobia y a la desilusión política de su país con verdaderas bombas de alquitrán cuyo nivel de abrasividad puede alcanzar el gozo bíblico (o lo que sea que eso signifique para vosotros). Ahora que lo pienso Lowered Flaming Coffin bien podría estar inspirado en las últimas elecciones de cualquier país Européo, donde últimamente la mínima ilusión inicial se ve aplastada a base de bien por gigantescas máquinas de metal babeando melasa negra.

En este disco una de esas máquinas se llama The God in Vodka, acelerad y pillad esa curva, abrazad con fuerza el accidente.