Low Jack vs Time Cow "Glacial Dancehall 2" (Bokeh Versions, 2017)

No soy muy fan del trabajo de Low Jack, no suelo conectar muy bien con sus dinámicas enrevesadas y sus discos de techno macarra (vale, vale.."techno abrasivo de texturas rugosas"..) me suelen decir más bien poco pero ha sido ver su nombre junto al de Time Cow en un k7 que también incluye la palabra Dancehall en el título e ir a por el sin miramientos.

A pesar de no haber pagado las 999 libras esterlinas que pide Bokeh Versions por la versión digital de esto (poca broma), después de darle unas cuantas escuchas a este Glacial Dancehall se podría decir que Low Jack y servidor -o viceversa- hemos encontrado por fin un espacio donde sus tejemanejes con la radicalidad sintética (aquí menos dispersos y ásperos) me sientan de maravilla, es decir, 999 pounds no pero 7 por supuesto. Igual es porque aquí el tío no produce sus propios tracks sino que lanza poderosas bombas de ritmo cortadas, pegadas y retorcidas que -por algo esto se llama Glacial Dancehall- se alimentan de la nave nodriza del más rico Bashment que allá por el 72 empezara a darle sentido -y figura- al cuerpo mundial.

Eso en el lado A, ya en el lado B es Time Cow quien cierra la cinta con otro jam de Ragga sintético de esos donde se nos recuerda lo bien que utilizaba el señor Perry su echo de cinta. Si el lado A a cargo de Low Jack es la mejor compañía para fumarte un par de spliffs en la oscuridad de un sótano Londinense Time Cow directamente te lleva al callejón trasero del club a una media de ciento veinte frames por minuto que -según dicen- es la mejor cámara lenta que te puedes meter entre pecho y espalda.