Krill “A Distant Fist Unclenching” (Exploding Sounds, 2015)

Por lo visto Krill ya llevan unos dos años golpeando duro en los sótanos de Boston, su ciudad natal, y Nueva York, donde reside el sello Exploding Sounds. No parece mucho tiempo pero sí el suficiente cómo para haber tejido una buena red de fans incondicionales. Pero no ha sido hasta la publicación de su tercer LP, A Distant Fist Unclenching, que han despertado un interés más amplio. Prueba de ello es el tour que les ha acercado por primera vez a Europa entre finales de febrero y principios de marzo.

El nuevo trabajo del trío de Boston es motivo de celebración por lo difícil que me resulta últimamente encontrar discos bajo la etiqueta indie rock que me entusiasmen de verdad. Y es que A Distant Fist Unclenching tiene muchas cosas que apoyan la afirmación anterior. La más importante: a pesar de evocar un género muy concurrido, Krill lo hacen con mucha personalidad, son auténticos y te los crees.

Desde el primer tema del álbum queda claro que las letras son parte de la columna vertebral del disco y la música sirve de apoyo para contar lo que pasa por la cabeza enfermiza del cantante y bajista de la banda Jonah Furman. “What is the proper orientation of myself to my non-self?” se pregunta Furman en Phantom con una voz, que por cierto, recuerda bastante al cantante de Ought.
Esta pregunta resume el nivel esquizofrénico de las reflexiones que Furman hace sobre sí mismo de forma irónica durante todo el disco hasta llegar a Brain Problem, donde parece que por fin damos con la respuesta (aunque el último tema, It Ends, nos deja otra vez jodidos, si de verdad nos interesaba encontrar algo de luz durante el disco –a mi personalmente me da igual).

Entre pregunta y respuesta encontramos canciones con letras inteligentes, casi sin estribillos líricos (solo en Torturer), pero sí con patrones que se repiten a lo largo de un mismo tema, riffs agresivos en los que Furman proyecta su rabia y momentos de calma donde los arpegios circulares apuntan hacia estructuras math rock que me traen a la memoria algunas de las bandas que más admiro del post hardcore de los 90’s.

Espero que muchos también celebréis discos como éste.