H. Takahashi "Raum" (Where To Now ?, 2018)

Me gusta ir de paseo por mi ciudad con gente que no la conoce, que la visita por primera vez vamos. Es como ver con nuevos ojos objetos, monumentos, calles y edificaciones. Nuevos ojos y nuevos sentimientos, como una especie de reset emocional que pone en pausa esa relación de amor-odio que uno tiene con la ciudad en la que nace, sí, pero que es mucho más intensa con la ciudad en la que terminas viviendo. Hace poco me pasó eso, me vi de pronto echandole piropos al transporte público, tratando edificios por los que pasaba una media de veinte veces al día como si fueran grandes amigos, leía idiotizado señales de transito en voz alta como si de Haikus se tratara, estaba metido en el traje del ratón Mickey presentando mi ciudad a sus nuevos visitantes.

Me gusta la energía de los aeropuertos, y -ya que estamos- de los hoteles, esa combinación de -nuevamente- emociones buenas, malas, intensas y superfluas que colisionan en un sólo espacio físico. La convivencia forzada de millones de personas con vidas diferentes que confluyen en el por unas horas y se disparan nuevamente alejándose para seguir su trayectoria. Y por último, pero no menos importante, me gusta este último disco de H. Takahashi, representa todas estas cosas y muchas más, tanto sonicamente como emocionalmente (otra vez), su arquitectura casi preciosista raspa con sutileza la vorágine de una ciudad que esta viva y a la vez esconde una paz plastificada que para mi sorpresa jamás llega a saturarme.