Bog Bodies. Could she? Could you?? Grope swollen whispers of ghosts from erogenous zones past??? (crimson ward trhauma, 2015)

Piensa en unos Fnu Ronnies revolucionados antes de lo que demonios fuera que les pasara. Frente a los de Philadelphia, que sí inspiraban un desasosiego latente y cuya honestidad, a cambio, presumo les mantiene en ese espacio liminar entre gloria y abismo, a Bog Bodies les falta trastienda; coartada (in)moral, si se quiere. Secuenciadores extenuados, voces encajonadas reverberadas y cuerdas que suenan a lata. Throbbing Gristle de playmobil. Sintonías de misterio 50s-60s, la Hammer, murciélagos con cordeles. Referentes de un horror que el tiempo ha degradado a simpatía; dudo que sea el efecto que buscan. Podrían ser nórdicos, por esa caricaturización sinsorga escandinava del imaginario oscurantista, pero son de Calgary, donde apuesto a que la perversidad y el malfacer son casi sin querer. Reverencia al Giallo, sexploitation. Iconografía de Argento, Bava, Fulci a quienes invocan a través de un generoso léxico viscoso, pero cuya evocación va poco más allá de unos títulos que apuntan escenas de lo grotesco.
No me malinterpretes, son estimulantes y muy consistentes. Mantienen la atención, gracias al contrapunto entre velocidad y gloriosa síncopa funk de alguna de las piezas. Sólo no busques aquí la catarsis de tus sombras, se escandalizarán al mostrarles el reverso de tu chaqueta. Pisas hojas en busca de un crepitar reseco; aún están frescas.
Puntuación: 4